sábado, 20 de octubre de 2007

El Departamento de Medio Ambiente invierte 258.000 euros en la reforestación del monte incendiado en Mequinenza en 2003


21.10.2007.

Con estos trabajos, que concluirán en 2008, se completa la restauración de esta zona incendiada en la que se habrán invertido finalmente más de 500.000 euros. Las obras se enmarcan en el Plan de recuperación de grandes áreas afectadas por incendios forestales, con un presupuesto de 12 millones de euros

El Departamento de Medio Ambiente va a acometer la segunda fase de la restauración de la cubierta vegetal afectada por el incendio de Mequinenza del año 2003, con la que se completará la recuperación de esta zona. Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de 258.000 euros que se suman a los 270.000 ya invertidos, terminarán en 2008. Los trabajos llevados a cabo en este área se enmarcan en el Plan de recuperación de grandes áreas afectadas por incendios forestales que cuenta con una inversión desde 2004 al 2008 de 12 millones de euros.



La intervención en la zona afectada por el incendio de Mequinenza de 2003 está organizada en dos fases. La primera ya finalizada fue cofinanciada por Caja Madrid y el Gobierno de Aragón, a través de un convenio de colaboración entre la entidad y el Departamento de Medio Ambiente. En esta primera fase y en los trabajos preliminares se invirtieron 270.000 euros. La segunda fase estará cofinanciada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Departamento de Medio Ambiente y continuará realizando trabajos de recuperación en otras zonas afectadas por el fuego.



Las condiciones ecológicas y de fragilidad del área afectada, considerada zona árida, han sido determinantes en la ejecución de los trabajos, cuyo objetivo principal es la restauración de la cubierta vegetal con las mayores garantías de éxito y el mínimo impacto en el suelo para reducir los procesos de erosión. Las condiciones de escasa precipitación hacen que el desarrollo de la vegetación sea lento y difícil, por ello la vegetación adquiere un valor tan importante.



Los trabajos realizados hasta ahora y que se desarrollarán en esta segunda fase en nuevas áreas son la retirada de la madera quemada fuera del monte o acordonándola en el mismo, de forma que frene la escorrentía y reduzca la erosión. La preparación del terreno ha sido de forma puntual con retroaraña, para evitar modificaciones en el terreno y favorecer la recogida de las escasas precipitaciones hacia la plantación. Además, se continuarán realizando trabajos de acondicionamiento de pistas forestales. A todo ello se suman los trabajos de repoblación que han realizado escolares de Mequinenza en la zona del incendio. Para el seguimiento de los trabajos se han establecido parcelas permanentes que valoraran la evolución de la plantación.

Los trabajos en esta segunda fase continuarán con la plantación con especies adaptadas a las condiciones áridas del terreno y muy especialmente a la naturaleza del suelo, seleccionando el lugar de plantación en función de las características de las especies utilizadas: pinus halepensis (pino carrasco), juniperus thuriphera (sabina), y Quercus iliex (encina).

No hay comentarios: